Señor Presidente, apiádese de los trabajadores

Señor Presidente, apiádese de los trabajadores

Monkeysfaction hoy se queda mudo para ceder la palabra a Randy Newman. Su canción “Mr. President”, publicada en 1974, se adapta tan bien a nuestros días que da miedo… y esperanza, al pensar que todo se acaba.


La letra es tan elocuente que no es necesaria situarla en el contexto de la crisis del petróleo de los 70, o la crisis económica de principios del siglo XXI. Da igual que el Presidente responda al nombre de Nixon, o al de Rajoy. La canción encaja a la perfección en cualquier momento en que los ciudadanos despiertan del sueño de la prosperidad de la manera más cruel y desoladora.

We’ve taken all you’ve given
But it’s gettin’ hard to make a livin’
Mr. President have pity on the working manWe’re not asking you to love us
You may place yourself high above us
Mr. President have pity on the working man

I know it may sound funny
But people ev’ry where are runnin’ out of money
We just can’t make it by ourself

It is cold and the wind is blowing
We need something to keep us going
Mr. President have pity on the working man

Maybe you’ve cheated
Maybe you’ve lied
Maybe you have lost your mind
Maybe you’re only thinking ‘bout yourself

Too late to run. too late to cry now
The time has come for us to say good-bye now
Mr. President have pity on the working man
Mr. President have pity on the working man

 

Hemos cogido todo lo que nos habéis dado, pero cada vez es más difícil vivir. Señor Presidente, apiádese del hombre trabajador.No le pedimos que nos ame, puede situarse por encima de nosotros. Señor Presidente, apiádese del trabajador.

Sé que puede sonar gracioso, pero la gente de todas partes se está quedando sin dinero.   Simplemente no podemos hacerlo solos.

Hace frío y el viento sopla. Necesitamos algo para seguir en el camino. Señor Presidente, apiádese del hombre trabajador.

Quizá usted haya engañado. Quizá haya mentido. Quizá haya perdido la cabeza. Quizá sólo piense en usted.

Es demasiado tarde para correr. Ahora es demasiado tarde para llorar. El tiempo llega para que digamos adiós. Señor Presidente, apiádese del trabajador. Señor Presidente, apiádese del trabajador.

Baldo Platillos

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: