El ruido y la furia

El ruido y la furia

Corría el año 2001 cuando Muse comenzó a grabar su segundo largo tras un pequeño descanso en la gira europea de presentación de su opera prima Showbiz. Inspirado por el libro Hyperspace del físico teórico americano de origen japonés Michio Kaku, Origin of Symmetry nos presenta a los Muse más espaciales y, por qué no decirlo, marcianos.

Descontentos con el sonido final de su primer trabajo, decidieron cambiar principalmente el método de grabación… y de mezclador. Ya no se iban a limitar a registrar las canciones como las interpretaban en directo y a añadir las pistas que, de manera estandarizada, aparecen en cualquier grabación profesional.

Es el comienzo de cómo iban a afrontar el estudio de grabación con cada disco, tomándolo como una extensión de la capacidad creativa de la banda como compositores y arreglistas, y no un mero trámite para editar nuevas canciones y salir de gira. Sobre la puesta en escena de sus obras, pues ya se vería después. Aquí os dejo una muestra de cómo el bueno de Bellamy se tenía que desdoblar en el escenario  para poder interpretar fielmente la apertura del disco, toda una declaración de intenciones. Con ustedes New Born.

La novedad con respecto a su anterior disco se centra en la preponderancia de las líneas melódicas del bajo de Wolstenholme, funcionando como eje principal de las canciones, mientras Matt teje una maraña de guitarras mezclando sonidos limpios y supersaturados con los que crea un muro de sonido que hacen elevar la voz a un nivel de intensidad que sólo se podía apreciar en sus conciertos. Dato friki… corre el rumor de que para los sonidos más saturados, Bellamy utilizó un pedal fuzz de los años 60. Sí, sí… del tipo que suena en el Satisfaction de los Rolling.

La grandilocuencia que alcanzan los temas de este disco no la han vuelto a igualar. Probablemente ni lo han intentado. Si algo no se les puede achacar  es que intenten copiarse a sí mismos, con lo bueno y también lo malo que esto conlleva. El caso es que la edición del disco supuso el despegue hacia el estrellato, consiguiendo casi una total unanimidad de críticas favorables. Si con Showbiz se les asociaba a la todopoderosabandadeTomYork (ale, he conseguido no nombrarles) y también a sus contemporáneos Coldplay, los de Devon con este disco se desmarcaban completamente de dichas referencias. Bebiendo de las mismas influencias, llevaron su sonido al extremo, sin concesiones. Tanto fue así que, por no quitar los falsetes, la distribuidora de los discos de la banda en Estados Unidos se negó a publicar Origin of Symmetry hasta el 2005, cuatro años más tarde que en el resto del mundo.

Gorgeous George

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: