Lo que Anthony Kiedis ha unido

Lo que Anthony Kiedis ha unido (y separado)

En el particular homenaje que Monkeysfaction está realizando a la gran Natasha Shneider, desaparecida hace ya 5 años, hoy llega el momento de deleitarnos con uno de los proyectos más longevos, productivos y personales de la artista: Eleven.

Tras la efímera vida de Walk the moon, la pareja formada por Alain Johannes y Natasha Shneider decidió pasar página y empezar de cero de la mano de un compañero de lujo: su amigo y ex batería de Red Hot Chili Peppers, Jack Irons.

Tras el fallecimiento de Hillel Slovak, Irons sintió que era el momento de “dejar una banda en la que veía cómo morían sus amigos” y comenzar un proyecto con otro de sus camaradas de la adolescencia y viejo conocido musical. Irons ya había coincidido con Johannes en Anthym y What is this?. De hecho, Johannes fue el único componente de What is this? que decidió no integrarse en RHCP tras el advenimiento de Anthony Kiedis. No obstante, participó activamente en el primer álbum de los californianos. Pero esto será pasto de otra entrada, que nuestra homenajeada poco tuvo que ver en los primeros años de RHCP.

Irons, Johannes y Shneider grabaron dos álbumes íntegros entre 1990 y 1995. Durante la grabación del tercero, Thunk, la tentadora llamada de Pearl Jam sorprendió a Irons y su puesto fue ocupado, curiosamente, por el actual batería de los de Seattle y que por entonces (y por ahora) militaba en Soundgarden. Se trata, por supuesto, del único y genuino Matt Cameron. Vaya amiguitos se gastaba la pareja.

La publicación y posterior gira de Thunk fue seguida por cinco años de pausa que la pareja aprovechó para seguir trabajando juntos, pero en proyectos de otros. Amigos, amigos de amigos y artistas que simplemente querían disfrutar de la compañía de esta máquina musical perfectamente engrasada contaron con Johannes y Shneider para dar un toque de brillantez a sus trabajos. Y de entre todas esas colaboraciones destaca especialmente el triángulo cerrado por Chris Cornell, con quien crearon un disco mágico… especialmente si lo comparamos con el resto de álbumes en solitario del vocalista de Soundgarden.

Un lustro después de la publicación de Thunk llegaron los que, para mí, son los mejores trabajos de Eleven: el espectacular Avantgardedog (2000) y Howling Book (2003), en el que Jack Irons volvió a tomar las baquetas. Matt Cameron ya había sustituido al de Los Ángeles en la batería de Pearl Jam.

En 2007, Schneider y Johannes volvieron a trabajar en un nuevo disco de Eleven, pero éste no vio la luz por la prematura muerte de Natasha. Johannes nunca ha querido hablar de este trabajo, por lo que desconocemos lo que se grabó o lo que no se grabó de él. No obstante, los fans siguen – seguimos – soñando con la posibilidad de disfrutar de un nuevo disco de Shneider.

Baldo Platillos

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: