99

99

La entrada 100 se acerca inexorablemente. Para hacer más soportable la espera, hacemos un alto en el camino para mover el esqueleto.

Reconozco que desconocía el tema Papa was a Rollin Stone y en cuanto lo he escuchado, me ha conquistado… en todas y cada una de sus versiones. La juguetona línea de bajo, los persistentes charles y el divertido wah – wah se unen a vientos, cuerdas, palmadas y espectaculares voces de The Temptations dando lugar a un conjunto que funciona a la perfección. No en vano, fue considerada como la centésima mejor canción del siglo XX por el canal de música VH1. Razón aquí.

Sin embargo, los comienzos de la canción no fueron tan geniales como su final. Compuesta por Norman Whitfield y Barrett Strong para la banda The Undisputed Truth, Papa was a Rollin’ Stone fue grabada y olvidada en los primeros 70. Pero Whitfield tenía la certeza de Papa was a Rollin’ Stone iba a ser un gran éxito, así que unos meses después desempolvó la composición y la desestructuró cual cocinero creativo, reconvirtiendo el inicial tema de tres minutos y medio en una canción de casi doce minutos con largas partes instrumentales. La casualidad quiso que en ese momento, Withfield estuviera trabajando en la producción de All Directions, el nuevo álbum de The Temptations.

La revisión no gustó mucho a los miembros de The Temptations, quienes reclamaban a Whitfield ligeras baladas en las que la voz fuera la protagonista. Quizá para agradar a los intérpretes, Whitfield trabajó en una nueva versión bastante más corta (la que abre nuestra nonagésimo nona entrada). El éxito de la canción fue tal, que Whitfield se volvió a poner manos a la obra y engendró una nueva versión de 7 minutos que fue vendida como sencillo. Papa había pasado de ser un bala perdida a convertirse en la gallina de los huevos de oro.

Otra de las pegas que pusieron The Temptations a Papa was a Rolllin’ Stone es que la fecha de fallecimiento del padre de la canción era muy similar a la de la muerte del progenitor de Dennis Edwards, el miembro del grupo al que Whitfield había asignado la polémica frase. Edwards se lo tomó como algo personal, pero finalmente pasó por el aro. Menos mal.

Si habéis quedado tan encantados como yo con Papa was a Rollin Stone, aquí tenéis la versión completa: la que sonaba en las discotecas de los 70, la que ya no puede faltar en vuestras fiestas y la que El Hombre Atómico debería incluir en sus sesiones.

Baldo Platillos

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: