Gran piano de fuego

Gran piano de fuego

En el repaso que Monkeysfaction está haciendo de las mayores idas de olla sobre el escenario, con destrucción de instrumentos incluida, no podía faltar uno de los primeros, pero no por ello, menos destructivo. Aunque la historia no está del todo confirmada, el mito superó la realidad erigiendo a Jerry Lee Lewis como uno de los impulsores de una moda que inició a lo grande: prendiendo fuego a su piano.

La lucha por cerrar conciertos y festivales viene de antaño y Jerry Lee Lewis no se tomó muy bien actuar delante de Chuck Berry en el Brooklyn Paramount Theatre de Nueva York. Dice la leyenda  que el pianista – apodado The Killer desde entonces – cogió una botella de coca – cola llena de gasolina, la vertió sobre su piano y le prendió fuego mientras terminaba de interpretar la archiconocida Great Balls of Fire. Sin embargo, Lee Lewis lo niega y asegura que nunca prendió un piano, sólo tiró un par de ellos al río…

“I never set fire to a piano. I’d like to have got away with it, though. I pushed a couple of them in the river. They wasn’t any good” afirmó Jerry Lee Lewis en Esquire.

Sea como fuere, la escena era lo suficientemente atractiva como para ser considerada cierta por los productores de Hollywood y se ha convertido en uno de los momentos más vistos de la presuntamente biográfica película. Quizá el momento nunca tuvo lugar o quizá Jerry Lee Lewis sólo quiera olvidar el incidente… No hay vídeos ni imágenes que lo desmientan o lo confirmen. ¡Ni siquiera la Wikipedia nos saca de dudas! Ahora la decisión de vivir en un mundo en el que Jerry Lee Lewis quemó o no su piano está en vuestras manos.

Lo que sí está contrastado es que nuestro killer de hoy no terminaba de sentirse cómodo tocando el piano sentado en una banqueta. Sus amigos Carl Perkins y Johnny Cash le sugirieron que tocara de pie y, desde entonces, Jerry Lee Lewis comenzó a dar patadas a las sillas y a subirse a los pianos (quizá At the drive in quisieron dar un consejo similar a Robbie Willams). Para demostrarlo, y para quitaros el sabor agrio (que no dulce) que suele dejar Dennis Quaid en los humildes espectadores, os dejamos con una actuación del original e inimitable The Killer Jerry Lee Lewis.

Baldo Platillos

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: